Terrorismo Recreacionista

Sé audaz, ingenioso, desvergonzado, astuto, sarcástico, creativo, rebelde, original, elegante, imaginativo, arriesgado, impulsivo, rompedor, temerario, destructivo, luchador y libre. Y lo más importante... DIVIÉRTETE.
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Las Claves de la Revolución

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Las Claves de la Revolución   Mar Mar 03, 2009 12:56 pm

Aquí iré colgando lo que es necesario que las personas entiendan y asuman si es verdad que quieren cambiar el Mundo. Todos son textos míos, aunque también subiré conversaciones reales mantenidas con otras personas, obviamente sin incluir datos personales o privados de nadie, únicamente dejaré el contenido meramente político. Tampoco indicaré de qué persona se trata a menos que ésta me lo pida expresamente.
Explicaré "cómo son las cosas" (aquí supongo que todos estaremos más o menos de acuerdo en la forma de percibir el sistema) y "cómo solucionar las cosas", donde expondré tanto ideas originalmente mías como ideas que piense que son mías pero que ya se hayan dicho antes como ideas que haya adoptado de otras personas.
Aquí estarán todas las Claves necesarias para el cambio político y social definitivo. Muchas de ellas las tendréis que ir entresacando de los textos vosotros mismos, pues son tantas ideas conectadas unas con otras que no podré escribir toda la información ordenadamente. Nietzsche tampoco pudo.
Con que adoptaran estas ideas solamente las personas que quieren cambiar algo bastaría. No es necesario que se adopten mundialmente, ni es necesario que lo haga un porcentaje muy elevado de gente. Tampoco es necesario la unión con un gran número de personas para llevarlas a cabo, ni es necesario usarlas con el fin de conseguir un cambio global y colectivo. Se pueden usar para cambiar pequeñas cosas que a vuestros ojos pueden ser muy grandes. Y lo bueno es que luego, sin daros cuenta, las usaréis para cambiar las demás.
Si tuviera que resumirlo todo en una frase diría "la libertad sólo se consigue con libertad", pero como ésta frase no la vais a entender tendré que dar detenidamente las Claves para lograr esa "Libertad".
Y obviamente, el hilo está abierto a la participación de quien quiera.


Última edición por Admin el Mar Mar 03, 2009 7:08 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Mar Mar 03, 2009 1:46 pm

CONSUMISMO, ABURRIMIENTO, ADAPTACIÓN, SUMISIÓN

La sociedad se divide en tres grandes grupos:
Los del primer grupo pertenecen a la sociedad consumista, son los que mueren del aburrimiento, y a los que es inútil intentar ayudar, pues ni siquiera quieren ser conscientes de su propio problema. Son los que te hacen la vida más cómoda con su constante trabajo, pero no se pueden mantener conversaciones decentes con ellos porque tienen la cabeza tan vacía como el corazón.
Luego están los muertos de hambre, que pertenecerían al segundo grupo. Están así como consecuencia de las decisiones de una serie de personas poderosas que se creen más libres por tener el dudoso privilegio de tener la potestad de dar muchas órdenes y ver que son cumplidas. No saben que la libertad no consiste en mandar a otros, sino en que otros no te manden a ti. La única forma temporal (o sea, transitoria) de ayudar a los muertos de hambre es quitando a estas personas del poder y poniendo a otras. La única forma definitiva (o sea, que lo solucionaría para siempre) de ayudar a los muertos de hambre es haciendo que los muertos de aburrimiento cambien de parecer y se den cuenta de que pueden vivir sin que otros decidan por ellos y ser felices sin tantas comodidades (de modo que no solo se salvarían los del primer grupo, sino también los del segundo). O eso, o que los muertos de aburrimiento se mueran todos, a fin de cuentas ya están muertos, sólo que todavía no lo saben. El mundo estaría mejor sin ellos, el sistema económico se derrumbaría y los recursos pasarían a manos de los más pobres, que tirarían el poder abajo al ya no estar protegido por el escudo de las masas. Y ya de paso el hecho de que el mundo estuviera menos poblado por descerebrados facilitaría que los del tercer grupo, que son pocos, pudieran encontrarse. Pero como dudo bastante que se produzca un cataclismo de esas magnitudes que aniquile únicamente a la masa esclava del sistema dejando vivos a los demás, abogo por la esperanzadora y surrealista creencia de que algún día puedan cambiar por ellos mismos.
Los del tercer grupo son los que no mueren ni de hambre ni de aburrimiento; pero son continuamente torturados, humillados, encarcelados, reprimidos, marginados, castigados o encadenados. Simplemente porque no saben actuar. Los del tercer grupo siempre están solos, y ésto ya sí que no tiene vuelta de hoja.


Última edición por Admin el Miér Mar 04, 2009 10:46 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Mar Mar 03, 2009 2:23 pm

CONSUMISMO, ABURRIMIENTO, ADAPTACIÓN, SUMISIÓN

Es el Estado el principal creador de guerras, hambre, enfermedad, consumismo y materialismo. Nos han educado
para estudiar y trabajar, para desear integrarnos en una comunidad cuyo máximo aliciente es tener una casa, un coche y un empleo con el que ganar prestigio social. Nos han enseñado a sacrificar nuestros sueños a cambio de una vida de comodidades y bienestar donde cada día es igual al anterior, donde cada día nos vendemos de 9 a 3 para comprar de 3 a 9. Para el Gobierno somos máquinas, ganado, siervos arrojados en un río humano de cadáveres que no piensan y se hunden y siguen la corriente impuesta porque es más fácil dejarse llevar que tratar de nadar en sentido contrario. Ellos (los que ejercen el Poder) son tan esclavos como nosotros, pero eso ya es otro tema.
El caso es que vivimos en un Mundo donde premian la sumisión y castigan la rebeldía, donde solo es aceptado el pensamiento común. En el que el riesgo de no morir de hambre se paga con el riesgo de morir de aburrimiento, en el que los Estados tiran toneladas de comida antes que regalárselas a las personas que no tienen, en el que los Estados fingen atentados terroristas en sus propios países para convencer a la población de la necesidad de invadir a otros, en el que los gobiernos crean problemas para ofrecer las soluciones y así mantenerse en el Poder; en el que, en definitiva, los Organismos de Poder actúan como Dioses y nosotros como sus títeres.
Pero, si el Estado quiere aprovecharse de nosotros y vivir a costa de nuestros impuestos y nuestra sumisión mientras la masa enferma se pelea por darles votos y apoyo para conseguir dos platos de comida sobre la mesa en vez de uno; seamos nosotros los que vivamos a costa del Estado y de esa masa enferma. Ya lo tenemos todo hecho y creado, lo que necesitemos solo tenemos que cogerlo sin que se enteren. Pero hay que coger poco, no por el peligro de que se den cuenta (para evitar que se den cuenta lo mejor es abstanerse de coger bienes privados, limitándose únicamente a utilizar los bienes públicos a los que todos tenemos acceso); sino por el riesgo de que al coger mucho queramos más y terminemos siendo unos siervos del materialismo como lo son ellos. Busca trucos para vivir con lo mínimo. Es más divertido que trabajar, empleas menos tiempo, y ayudas a que el Mundo sea un poco mejor. Recuerda que el consumismo es el responsable de que la mitad del mundo muera de hambre y la otra mitad de aburrimiento.


Última edición por Admin el Miér Mar 04, 2009 10:50 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Mar Mar 03, 2009 7:06 pm

CONSUMISMO, ABURRIMIENTO, ADAPTACIÓN, SUMISIÓN

Estracto de una conversación real mantenida en un foro de internet:

Persona: "Cuando alguien está enamorado se mueve con la irracional idea de una felicidad no sustentada con más base que una reacción química que evita la realidad cotidiana. Cuando amamos nos vemos capacitados para hacer cambiar al ser amado o al amante. Creemos que somos poseedores de una verdad que nos ilumina e iluminará al otro, pensamos -de nuevo- en la idea del triunfo sobre el sufrimiento de la existencia. Y me refiero al amor romántico como me podría referir al amor filantrópico, al religioso, al social, al que querramos. Nos convencemos que tenemos "capacidad" de atravesar paredes sociológicas enclavadas en el principio de los tiempos, de terminar con el poder que esclaviza voluntades y adormece los pensamientos."

Leyrian: "Acabas de describir perfectamente la clave de la revolución (yo ya la conocía hace mucho tiempo; aunque la gente normalmente tiende a perderse por unos derroteros muy raros cuando reflexiona sobre el modo de vencer al Poder, con lo sencillo que es en realidad). ¿Acaso crees que si tan solo un cuarto de la gente actuase con esa irracionalidad promovida por el amor no caería el sistema bajo su propio peso? La única forma de vencer al sistema es ignorándole, desafiando su fingida superioridad. Dejando de trabajar, olvidando las obligaciones, las normas y el comportamiento que te ha impuesto él y el resto de la sociedad. Y ésto únicamente se consigue evitando la realidad cotidiana; es decir, tal y como tú has descrito, con el amor.
El único problema es que la gente está tan adormecida y borracha de dinero que ni siquiera es capaz de hacer bien algo tan sencillo como es enamorarse."


Última edición por Admin el Miér Mar 04, 2009 10:52 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Mar Mar 03, 2009 8:02 pm

CONSUMISMO, ABURRIMIENTO, ADAPTACIÓN, SUMISIÓN

Estracto de una correo:
Proyecto Caos: Yo no queria presentar un discurso cocinado y elaborado, un manual de instruciones del pequeño revolucionario, una guia de pasos a seguir, asi como definir la meta precisamente, porque en el fondo, todo esta por escribir, aun no existe un movimiento ideologico suficientemente fuerte, no existe una vision para decir, esta es la posta, esto es lo verdadero, esta es la forma de entender y conbatir la realidad; lo que tenemos son trazas de discursos, de metodos, de visiones pasadas.

Leyrian: A mí tampoco me gusta hacer ese tipo de cosas, prefiero que la gente piense por sí misma. Simplemente doy unos parámetros, hablo de acciones no violentas pero ilegales hasta cierto punto, como la contrapublicidad, el culture jamming, la guerrilla de la comunicación, el subvertising, sniping, arte callejero, terrorismo cultural, etc; pero no especifico cómo tienen que realizar la acción en sí misma. De todas formas yo sí creo que existe una manera de combatir la realidad que se podría decir es la verdadera: la única forma de vencer a la realidad es transformándola en una "irrealidad"; haciendo del mundo un lugar imprevisible, lleno de estímulos y de vida.
Hacer contrapublicidad, fakes etc es el tipo de cosas que normalmente comento por internet de forma completamente abierta; si quisiera hacer algo serio únicamente lo comentaría con personas de confianza y en un medio seguro. Pero da la casualidad de que no considero especialmente controvertidas ninguna de estas cosas, salvo porque ayudan a la revolucion individual de cada persona, un factor especialmente importante para que un día se pueda realizar una revolucion colectiva. Hay muchas más posibilidades de que te metan en la cárcel si descubren que has atacado a pedradas a los antidisturbios de una manifestación (cosa que si haces, por supuesto, no recomiendo mencionar por internet) que si descubren que has modificado un cartel publicitario. De hecho, por hacer ésto último difícilmente te puede caer algo superior a una multa. Y sin embargo la gente tiene miedo de hablar por internet libremente de éste tipo de acciones, como si la policía les estuviera vigilando continuamente, o como si pudieran ser encarcelados por ello.

Proyecto Caos: Mas alla del analisis politico del globo, tenemos algo concreto e inevitable, y es que hay gente cagandose de hambre, en una epoca historica donde morirse de hambre es lisa y llanamente un homicidio. Si alguien viera el globo de arriba, diria que la gente se esfuerza terriblemente en sacarle la comida a unos y darsela a otros o tirarla, porque a este nivel de produccion, es casi inimaginable que suceda esto. Esto es, es casi imposible, hay que invertir un monton de fuerzas para lograrlo. Ese es el capitalismo señores. Y ese era exactamente mi punto de vista. Precisamente ese, no quedarse con un punto de vista especificamente ideologico, sino enfrentar la realidad, y percatarnos de esa configuracion del mundo, de ese hecho concreto y material, que esta sucediendo exactamente en este preciso momento, y es que un pibe se acaba de morir por desnutricion, despues de una vida tortuosa e insoportable.

Leyrian: Tienes razón en todo, y sin embargo opino que el capitalismo tiene cosas aún peores que éstas. Mientras que unas personas las mata de hambre, a otras las mata de aburrimiento sin llegar a desangrarlas del todo. Les arranca el alma de tal manera que en el pequeño trozo que les deja no encuentran sitio para guardar sus sueños. Es como si en el mundo el dinero estuviese vivo y se alimentase del espíritu de los hombres, convirtiendoles en simples máquinas deshumanizadas y esclavas del sistema. Son conformistas, sumisos explotados que no tienen lo que desean; pero tampoco desean tener. No les falta de nada, salvo desprenderse de sus bienes materiales y echar a volar; para mí son menos libres que la gente que muere y pasa hambre.

Proyecto Caos: Creyeron que esto era una especie de partido politico, o movimiento sectario en el que buscaban un lider y un protocolo de lucha, querian ver resultados precisos, querian metas concretas, y alguien que les dijera que hacer en cada momento. No era yo ese señor, y dudo que lo sea alguna vez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Miér Mar 04, 2009 11:15 am

CONCESIONES, FEFORMAS, BUROCRACIA, MIEDO, SISTEMA, OBEDIENCIA

Estractos de envíos a una lista de correo abierta

Don Anónimo:

Contra Bolonia, contra la Universidad.

Don Anónimo.

Desde que ha empezado esto del "No a Bolonia" se han empezado a hacer reivindicaciones a diestra y siniestra que valdría la pena aclarar, comentar y desarrollar.
Antes de cualquier cosa, debo señalar mi absoluta simpatía con el movimiento en lineas generales: cualquier cosa que diga "No" a lo que se nos quiere imponer desde arriba es bienvenido y agradecido me sumo al corro de voces.
Sin embargo, no puedo evitar darme cuenta que por cada "No" que decimos al poder, tenemos que decir un "Sí". Me explico: Una cosa esestar contra Bolonia y otra muy distinta 'defender' la Universidad. No sin tristeza descubro que al lado del reclamo contra Bolonia se alzan reivindicaciones, apologías y "a favores" de la Universidad... (llenas, por otro lado, de buenas intenciones, pero) que no logro casar la una con la otra de manera alguna:
Sinceramente creo que estar contra Bolonia es estar contra la Universidad... Me explico: No me refiero a la Universidad en tanto 'espacio público', sino creo entender que la Universidad es más Universidad en la medida en que se va suprimiendo, justamente, este espacio público. ¿Cómo va a ser 'pública' si hay que matricularse? ¿Cómo va a ser 'pública' si se nos dan notas, papelitos, circulares, licenciaturas, masters, CAPS y demás parafernalia que sólo puede tener su estamento último en la formación de individuos, de personas funcionales, de trabajadores, profesores, etc.? La verdad no es un tema simple, ni pretendo despacharlo aquí, así como así, y la verdad estaría bien que se debatiera un poco más sobre el asunto... ¿Qué hay de salvable en la Universidad? ¿Qué se pretende con estas 'defensas' que no son sino meras reformas de algo que en su 'esencia' busca erradicar de todas las maneras posibles el 'espacio público'?
No se me malentienda: repito que es buena, necesaria e impostergable esa lucha contra Bolonia (reforma educativa que más o menos viene a dar la razón a que la Educación es justamente la erradicación progresiva de todo 'espacio público', donde la Universidad se convertiría en su forma más refinada), sin embargo sus prontas reivindicaciones de la Academia, del trabajo como profesor, del estudiante como mero sujeto de matrícula, la verdad me preocupa y me desanima... Me desanima por ver que al fin y al cabo, que el hecho de que los estudiantes sólo se preocupen de sí mismos (de la defensa de estos rescoldos del 'espacio público') vienen a confirmar la idea de que lo único que se viene a hacer aquí es a preocuparse por el futuro de 'uno', en tanto que tenga una 'buena formación', 'facilidades de pago', 'empleo accesible', etc., y no se oye, ni por casualidad algún reclamo contra la forma estructurada de la propia sociedad... Reclamo del todo justo y necesario para realmente combatir Bolonia y su significado...
Bolonia, en resúmen, viene justamente con esas mismas 'buenas intenciones' que quienes reclaman la 'defensa de la Universidad', Bolonia viene a hacer más Universidad de lo que la Universidad es... Ya que si hay algo salvable en este edificio, en sus organizaciones, en el encuentro común y libre de lo que sucede en este extraño espacio abierto (que nos empeñamos en llamar Universidad) no sucede en tanto que es Universidad, sino en tanto que es otra cosa... ¿Qué cosa sea?, no lo sé muy bien, simple y llano espacio público que las licenciaturas, masters, academia y demas basca están perpetuamente aniquilando...
Espero abrir un debate... ¿Qué es Universidad? Hablen... digan, ¿qué piensan?
Salud.

Estudiante A contra el plan Bolonia: Buenas, hemos recibido en el correo del blog una critica a sobre como estamos llevando lo de la lucha contra bolonia, el personaje no falta al respeto ni nada, me parece una critica con coherencia interna, pero fallida, vamos, que el tío o tia se inventa un par de cosas para que le cuadre todo. Antes d colgar esto creo que lo suyo es pasarlo por lista y que se decida si se cuelga o no.

Leyrian: ¿Concretamente qué se inventa? En resumidas cuentas, la idea que expone "Don Anónimo" es que la universidad ya está mercantilizada (tanto con bolonia como sin bolonia), y que por lo tanto resulta absurdo tratar de que algo que ya de por sí está contaminado (exámenes, imposiciones, control, fábrica de trabajadores con conocimientos) no llegue a estarlo todavía más (helitización, mayor control, subida de tasas, fábrica de trabajadores sin conocimientos...).
Yo pienso exactamente lo mismo que él ¿por qué repudiáis el sistema que vosotros mismos mantenéis; un sistema que además creéis necesario? (porque lamentablemente muchos de vosotros, si no fuera por el título que os permitirá ostentar un trabajo, no pisarías la universidad para estudiar vuestra "amada" carrera).
Todo lo cual no implica que en mi caso no considere necesaria la lucha contra bolonia...simplemente considero aún más necesaria la lucha contra la actual universidad, para que deje de ser una fábrica de trabajadores (ya sea con conocimientos o sin ellos). Porque sólo así se puede vencer bolonia.
La persona que ha escrito eso apoya la lucha contra bolonia, simplemente ha expuesto esos "pequeños" (no tan pequeños, de hecho) detalles por los que os contradecís a vosotros mismos, al defender una universidad pública ya de por sí mercantilizada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Miér Mar 04, 2009 11:30 am

CONCESIONES, MIEDO, OBEDIENCIA, NECESIDAD DE APOYO EXTERNO, HIPOCRESÍA, ADAPTACIÓN, CONSUMISMO

Estracto de envío a una lista de correo abierta:

Estudiante B contra el plan Bolonia: Aquí todos somos muy revolucionarios y tenemos unos discursos cojonudos, tú el que más por lo visto, pero no me vengas con lecciones morales de qué y cómo debemos actuar. Si tuvieras algo de sentido común y de prudencia política sabrías que el discurso y la acción política han de ir acompasadas, y que no se puede salir a la palestra pública con un discurso muy radical y revolucionario cuando tus compañeros ni siquiera están politizados ni conocen lo más mínimo de qué va todo esto del proceso de Bolonia. A medida que la lucha estudiantil se vaya intensificando será posible introducir discursos cada vez más contestatarios con el orden social realmente existente. Si, por el contrario, se comienza a la inversa, con un discurso muy radical pero sin un sujeto político que lo pueda materializar, te encontrarás en la más estrecha marginalidad sin posibilidad alguna de intervenir sobre lo real. Por eso lo primero es denunciar el proceso de Bolonia, hacerlo visible, reivindicar un debate público hasta ahora inexistente y promover un incipiente movimiento estudiantil que en el día de mañana pueda tener la potencia suficiente como para comerse el mundo si esto es lo que desea finalmente. Entre tanto hacemos lo que podemos, y si únicamente alcanzamos movilizar a unos pocos miles de estudiantes ya habremos ocnseguido más de lo que tú has podido hacer sentada en tu sillón criticándonos frente a la pantalla de tu ordenador.

En segundo lugar, qué te sabes tú de qué tipo de sociedad queremos, con qué derecho te atreves a juzgarnos y acusarnos de ser cómplices de querer una universidad mercantilizada y emponzoñada por los males de la sociedad moderna, y desde qué posición privilegiada te atreves a juzgarme para decir que sólo vamos a la universidad a por un título; acaso crees que no necesitamos un trabajo para subsistir, acaso crees que es malo que el día de mañana ejerzamos la profesión, de qué rentas vives para atreverte a decirnos tales cosas. Y qué te sabes tú de los otros motivos por los que vamos a la universidad, qué sabes tú del interés que depositamos en aprender un poco; en fin, que quién coño te crees para juzgarnos de esa manera.

Leyrian: Si a mí me puede faltar sentido común por ir esgrimiendo un discurso "radical" ante una población despolitizada, a los anti-capitalistas les puede faltar coherencia por realizar huelgas en las que pidan aumento de salarios, y a los estudiantes les puede faltar coherencia al reivindicar una universidad fuera del mercado cuando los títulos que obtienen allí no hacen sino otra cosa que acercarles al mercado.
Aunque insisto en que no por ello estoy en contra de vuestra lucha, es más me parece totalmente necesaria. Simplemente decir que si a mí me falta sentido común (que tampoco lo niego) a ti te falta unidad entre discurso y acciones...así que más o menos estamos a la par. Y si más o menos conseguís movilizar a unos cuantos miles de estudiantes (lo cual está muy bien), habrá otros 10, o 50 o 100 (que son los que realmente importan) a los que no consigáis movilizar porque se darán cuenta de que usáis un discurso hipócrita para solo conseguir pequeñas reformas, pero no para enfrentaros a ese sistema que tanto denunciáis.

En ningún momento he dicho que queráis una universidad mercantilizada, solo he dicho que sois cómplices de esa mercantilización desde el momento en que estáis allí para obtener un título.
Y sí, me atrevo a juzgarte y a afirmar que solo vas a la universidad a por un título (lo cual no excluye que no quieras aprender) porque eso es lo que acabas de decir tú mismo. Parafraseo: "¿acaso crees que no necesitamos un trabajo para subsistir, acaso crees que es malo que el día de mañana ejerzamos una profesión, de qué rentas vives para atreverte a decirnos tales cosas?". Todo lo cual se podría traducir en un simple y llano "tenemos estudios y empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Miér Mar 04, 2009 1:52 pm

CONCESIONES, REFORMAS, OBEDIENCIA, NECESIDAD DE APOYO SOCIAL, ADAPTACIÓN E INTEGRACIÓN EN EL SISTEMA, MANIPULACIÓN Y CONTROL ESTATAL, SOMETIMIENTO VOLUNTARIO DE LA POBLACIÓN, CONSUMISMO, BUROCRACIA, EXPLOTACIÓN

Basado en una conversación real:

Anarcosindicalista: tu eres anarquistas?
Leyrian: soy antisistema, realmente no soy anarquista como tal aunque hay muchas ideas anarquistas que sí comparto.
Anarcosindicalista: no me gusta la palabra anisistema...suena mal. Es la misma que usan los medios de comunicacion y la policia para tacharnos. Es mejor anticapitalista, antifascista.
Leyrian: no. Es que soy antisistema, que va más allá de ser anticapitalista y antifascista. Lo peor de éste sistema no es el capitalismo ni el fascismo, sino la manipulación social, que es lo que impide que la gente piense y actúe por sí misma. Es por eso que soy antisistema.
Anarcosindicalista: pero...eso no es por causa del capitalismo? Este sistema es CAPITALISTA
Leyrian: y de otras cosas, aunque el dinero sea una de las claves.
Anarcosindicalista: y de que otras cosas?
Leyrian: la necesidad de aceptación social es la principal causa de la manipulación. O el tipo de educación que recibimos, por ejemplo.
Anarcosindicalista: ¿el modelo educativo no es causa de unas políticas del sistema? ¿y el sistema no es capilista?. Decir que eres anticapitalista lo engloba todo.
Leyrian: de todos modos es que yo no voy en contra del dinero en sí. Solo voy en contra de la manipulación que ejerce el sistema capitalista... pero de eso no tiene la culpa el dinero esencialmente, sino la política del dinero.
Anarcosindicalista: solo estas en contra de la manipulacion?
Leyrian: sí, solo estoy en contra de la manipulación
Anarcosindicalista: ¿no estas en contra de la explotacion? ¿no estas en contra del imperialismo? ¿de las miserias?
Leyrian: sí, pero me da más o menos lo mismo. Todo eso poco importa ahora.
Anarcosindicalista: ¿como? ¿te da igual que la gente muera?
Leyrian: mientras la sociedad no despierte nada de eso va a cambiar. Me importa que mueran las personas del llamado tercer mundo, pero las de éste primero me daría igual. Son personas sin ningún tipo de libertad ni vida, que se dedican a trabajar ni siquiera por necesidad, sino para adaptarse a un sistema que es así como lo tiene estipulado.
Anarcosindicalista: acaso tu no? ¿tú no lo estas sosteniendo el sistema? ¿qué te diferencia de ellos? ¿tu conciencia? ¿tu egoismo?
Leyrian: mi conciencia. La diferencia es que ellos no tienen.
Anarcosindicalista: ¿acaso tu no usas internet? ¿eso no pertenece al capitalismo? ¿que haces tu para no ser como ellos?
Leyrian: si ellos fueran un poco más egoístas y se responsabilizasen de su propia felicidad no dejarían que los medios de comunicación y la propia sociedad les comiesen el coco.
Anarcosindicalista: ¿y de que sirve eso? ¿responsabilizarse solo para uno mismo? ¿y a lo demas qué? ¿que les jodan? Ahora dime ¿que haces tu para no ser como ellos? Eres individualista, como la sociedad. Egoista, porque te dan igual los demas, como al resto. Tu conciencia obrera es nula, como la suya.
Leyrian: sirve porque si una persona trabaja no es por sí misma, es porque lo quieren sus padres o ya lo están haciendo sus amigos (estás haciéndolo por ellos), porque es lo que hacen las demás personas (estás haciéndolo para las demás personas) y para adaptarte socialmente ¿no ves que es todo un proceso de adaptación social? Si la gente fuera lo suficientemente inteligente como para hacer las cosas por sí mismos no necesitarían trabajar, o al menos no tanto. Lo necesitan porque es lo que manda el sistema, porque es lo que ven en los demás, y para integrarse tienen que imitarlo. Pero a nadie se le ocurre pensar qué ocurriría si la gente dejase de trabajar por voluntad propia. A nadie se le ocurre pensar que ese sería el final del sistema capitalista. Pero es imposible que ese final se produzca mientras los anarcosindicalistas, socialistas y comunistas sigáis pensando en ganar más dinero en vez de en trabajar menos horas.
Anarcosindicalista: pero...si no trabajas, como vives?
Leyrian: se puede vivir con mucho menos de lo que tienes. Hace falta trabajar, pero ni mucho menos hasta el punto que el sistema exige; pero la gente no se da cuenta porque ya vive adaptada a él. Lo cierto es que en mi casa tengo muchas cosas que no he comprado yo. Tampoco me quejo, porque cuanto más tenga mejor. Pero desde luego eso no me garantiza la felicidad ni a mí ni a quienes han comprado todo eso. El problema es que lo compran pensando que sí. No necesito ni quiero más mierda de la que tengo, y me sobra mucha más de la mitad.
Anarcosindicalista: ahora, pero antes o después tendrás que trabajar.
Leyrian: claro, para comer (a parte de que la comida se encuentra aunque no trabajes).
Anarcosindicalista: la vida no es solo comer. Hay que pagar una casa, unas letras.
Leyrian: si pagas una casa ya te hipotecas para toda la vida, eres como ellos. Para eso es mejor okupar, o vivir en una furgoneta o autocaravana, o al estilo nómada. No se, como sea. Cualquier cosa con tal de no perder ocho horas al día trabajando. Un tiempo que luego ya no puedes comprar con el dinero que ganes.
Anarcosindicalista: si pago una casa es porque sere un trabajador mas, pero con conciencia obrera, y mi labor sera difundir esa conciencia, para el dia de mañana, poder cambiar el sistema capitalista. Pero no se puede vivir sin trabajar, eso solo lo hacen los ricos. Quiza sea tu caso.
Leyrian: pues haz lo que quieras... Pero me parece absurdo venderse de 9 a 3 para comprar de 3 a 9. Mejor aprender a vivir con lo justo. Además, el sistema capitalista no va a cambiar hasta que las personas no empiecen a dejar de trabajar por sí mismas en vez de por la crisis. Y no, los ricos no viven o han vivido sin trabajar. En realidad la gran mayoría de los ricos han tenido que trabajar mucho y estar muy explotados y explotar a mucha gente por el camino para conseguir lo que ahora tengan. Y lo peor de todo es que ni han sido ni son felices por tener más casas o más coches.
Anarcosindicalista: nadie dice que no, en el fondo pensamos mas o menos igual, simplemente que no nos entendemos xD.
Leyrian: supongo que la diferencia es que yo soy antisistema, tú solo anticapitalista xD.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
verca



Cantidad de envíos : 24
Localización : vigo
Humor : pseudoabsurdo barra psicótico
Fecha de inscripción : 06/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Jue Mar 05, 2009 10:20 pm

bla bla bla siempre pudding, todos los días pudding... ¿no te das cuenta de que formas parte del sistema, como todo hijo de puta viviente ( o ser humano si lo prefieres )?, ¿tan simple y primitivo es tu minúsculo músculo pensante ( es un decir, tus textos lo ponen en duda ) que no te das cuenta de que formas parte del sistema como el resto?... antisistema, por favor. que te hayas inventado un sistema diferente al resto no te convierte en antisistema sino en un parásito del sistema que se dice así mismo que detesta al sistema y sin embargo se nutre de él.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Lun Mar 09, 2009 12:54 pm

CONSUMISMO, EXPLOTACIÓN, OBEDIENCIA, SUMUSIÓN, ADAPTACIÓN, MANIPULACIÓN Y CONTROL ESTATAL, SOMETIMIENTO VOLUNTARIO DE LA POBLACIÓN

Efectivamente, tú mismo lo has dicho: Un antisistema no es más que un parásito que detesta al sistema y sin embargo se nutre de él. O al menos eso es lo que deberían hacer, aunque a los antisistemas normales la cabecita ni siquiera les da para algo tan simple. En cambio dejan que sea el propio sistema el que se nutra de ellos.
En cualquier caso ésto que me estás diciendo tú ya me lo dijo otra persona antes (solo que bastante mejor expresado, sin ánimo de ofender), y seguro que antes que ella también me lo habían dicho otras. Lo que me dijo fue:

"Una persona que es pobre también está dentro del sistema, pues vive bajo la condición que le ha impuesto el sistema de "si no trabajas eres pobre". Si se puede robar es a su vez porque el sistema tiene dinero para que le robes. Si le robas al sistema estás dentro de igual modo, pues el propio sistema dicta que si no tienes dinero de alguna forma tienes que buscarte la vida para sobrevivir. Por otra parte tú puedes ser antisistema y pasar del sistema, lo malo es cuando el sistema no pasa de ti. E incluso las armas con las que destruimos el sistema son también parte del sistema".

En realidad los antisistemas no formamos parte del sistema, sino "de lo que no quiere el sistema". A su vez, una persona que es pobre porque no trabaja no está dentro del sistema, sino "de lo que no quiere el sistema". Dicha persona vive bajo una condición que no es la deseada por el sistema, ya que si todo el mundo optase por la vía de no trabajar (o al menos de no trabajar más de lo necesario) el sistema se derrumbaría al caer su pilar básico: la economía.
Es obvio también que si se puede robar al sistema es porque el sistema tiene dinero para que se le robe, lo cual no significa que el sistema quiera ser robado. Por lo tanto robar al sistema no implica estar dentro del sistema, sino igualmente estar "dentro de lo que no quiere el sistema".
Lo máximo que se podría decir en estos casos sería que el antisistema "participa de lo bueno del sistema", cogiendo lo bueno que tiene (que es poco) mientras deshecha lo malo (que es mucho). A esto se le llama aprovecharse del sistema, y como ya expliqué en otro post es precisamente lo que se debe hacer. Los motivos no los voy a volver a decir porque ya quedaron expuestos. En cualquier caso provecharse del sistema no significa estar dentro de él, pues en realidad ni él te acepta a ti ni tú le aceptas a él.
Los antisistemas podríamos ser comparados con un tumor en un cuerpo. Un tumor no es parte del cuerpo, sino "parte de lo que no quiere el cuerpo". Y si un tumor se extiende, puede destruir un cuerpo. Espero que puedes entender, Verca, que decir que un tumor es parte de un cuerpo sería casi como compararlo con un brazo o una pierna. Pero aún así voy a hacer el gran esfuerzo de adoptar tu postura y suponer que los antisistemas seamos parte del sistema o, lo que sería lo mismo, que un tumor sea parte del cuerpo. Y como todos sabéis (o deberíais saber) un cuerpo no se destruye antes por el mero hecho de ser atacado, sino cuando sus propias partes dejan de funcionar correctamente o, simplemente, dejan de realizar las funciones que deberían desempeñar. Cuando las partes de un cuerpo ignoran las órdenes que les envía el cerebro y actúan según su propia voluntad.
Es a partir de ese momento cuando se puede decir que una parte del sistema deja de ser parte del mismo. Porque como comprenderás, Verca, si ahora mismo una mano empieza a movérste sola o a cogerte del cuello (que Dios no lo quiera) sin respetar las órdenes de tu cerebro y no te suelta sería como si dicha mano no perteneciese a tu cuerpo. Todo ésto traducido a idioma político -para el que no lo entienda así- significa que si dejas de obedecer al Estado (o cerebro) y únicamente tomas lo que te interese de él, automáticamente quedas fuera del cuerpo o sistema.
Y ésto (la desobediencia al estado o cerebro) únicamente se puede conseguir mediante una verdadera y absoluta despreocupación por cumplir con nuestras supuestas obligaciones, siendo el trabajo y el consumismo las principales de todas ellas (aunque hay muchas más) al constituir éstos los pilares de la economía. Y es la economía la base del sistema.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
verca



Cantidad de envíos : 24
Localización : vigo
Humor : pseudoabsurdo barra psicótico
Fecha de inscripción : 06/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Lun Mar 09, 2009 4:15 pm

jajaja ya me has sacado otra sonrisa... como eres querida admin!! para empezar, pobre, es aquel que deja que decidan en contra de su voluntad y siguiendo en esta linea correctiva te aconsejo que en el futuro no te tomes tantas licencias a la hora de hacer analogías biológicas ya que así lo único que consigues es dejar patente tu atrevida ignorancia. un tumor, si, un tumor es obviamente parte del cuerpo, más exactamente es una mutación ( cambio ) indeseado y descontrolado que se extiende a un ritmo descontrolado y que puede llegar a afectar a otros órganos ( metástasis ) poniendo así en peligro la vida del individuo portador. desde un punto de vista más amplio más que una patología es evolución fallida...
el resto no me molestaré en comentarlo ya que parte de una base erronea.
no hay de que.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Sáb Mar 14, 2009 3:07 pm

Y efectivamente no digo que un tumor no sea parte del cuerpo, digo que es parte "de lo que no quiere el cuerpo". Obviamente para que un elemento forme parte de lo que no quiere un conjunto tiene que pertenecer a él, ya que si no forma parte del conjunto lógicamente no puede formar parte de lo que no quiere el conjunto; pero ese tema ya queda supeditado a la comprensión de cada uno. En cualquier caso y metafóricamente hablando si un elemento no responde adecuadamente dentro de un sistema es como si dejase de formar parte de él.
No obstante doy gracias al Cielo por enviarme correctores privados que velen por mí y por mi futuro académico y que puedan ayudarme a sentar cátedra y a enmendar mis molestos y atrevidos errores, pero sobre todo a entender esas fascinantes lecciones de biología que indiscutiblemente tanto me apasionan.
Saludos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Miér Mar 18, 2009 8:07 pm

MIEDO, OBEDIENCIA, SUMISIÓN, ADAPTACIÓN, SOMETIMIENTO VOLUNTARIO DE LA POBLACIÓN, HIPOCRESÍA, AUTOENGAÑO, NECESIDAD DE APOYO SOCIAL, INTEGRACIÓN EN EL SISTEMA, MANIPULACIÓN, BORREGUISMO

La Muerte de la Suciedad (Sociedad)

Las personas siempre se adaptan al sistema. Lo que no se pregunta nadie (ni siquiera desde los Movimientos Sociales) es por qué lo hacen. Simplemente creen que ya conocen la respuesta, piensan que es debido a la presión por parte de los gobiernos, a la educación recibida, a las fuerzas de represión, a los medios de comunicación, o a que necesitan ese dinero y comodidades que el llamado Estado de Bienestar les sirve en bandeja. Pero lo cierto es que el principal motivo que tiene la gente para adaptarse a un sistema que en el fondo saben que odian es la simple aceptación social. Tienen miedo del rechazo social, de ser juzgados, critidados, y de lo que los demás puedan pensar de ellos si se atreven a pensar por sí mismos. Se trata exactamente del mismo miedo que tenían las sociedades antiguas a ser juzgados y criticados por su Dios cristiano. Y por eso seguían los parámetros religiosos: por simple miedo, no por vocación cristiana.
Por eso Nietzsche tuvo que inventar el término nihilista "matar a Dios". Se trataba de destruir a ese Juez, a ese continuo Vigilante que todo lo veía y por el cual el ser humano se sentía cohartado para actuar libremente. Si no existía un Verdugo que pudiera condenar o justificar las acciones de las personas, cada cual podría actuar por voluntad propia al no tener la preocupación de estar siendo observado por "alguien" que posteriormente pudiera premiar o castigar sus actos. Había que dejar de tener miedo a Dios para que éste perdiera su Poder. Porque, al igual que ocurre con el Estado, con las fuerzas de represión, con el trabajo, el dinero, la sociedad del consumo, etc; todo su Poder radica en que nosotros creemos en ellos. Al igual que Dios, tienen Poder porque nosotros se lo hemos otorgado. Basta con dejar de creer en el Estado, en la policía, en el trabajo, el dinero y la sociedad del consumo para que dejen de existir.
Por eso en el nihilismo que planteo yo hay que matar a un nuevo Dios, el más poderoso de todos y que no es otro que la misma Sociedad, de la que muchos ya formáis parte y esa es la razón por la que no podéis revolucionaros a vosotros mismos. Es ese temor a sentiros juzgados o criticados por los demás el que no os permite ser libres, y es ese nuevo miedo que ejerce de Juez el que ahora tenéis que eliminar. Porque hasta que no lo hagáis no podrá haber revolución alguna. Y es que os aterra algo tan estúpido como que la sociedad no quiera aceptaros: por eso estudiáis, por eso trabajáis, por eso asumís normas de comportamiento que os parecen absurdas. Por miedo al Dios Sociedad; por esa insana costumbre de controlaros los unos a los otros, de ser juzgados para luego poder juzgar. Y es que, si pertenecéis a la sociedad, también vosotros seréis los Jueces, pues la sociedad no acepta en su seno a nadie que no sea al mismo tiempo reo de unos y verdugo de otros. Y no queréis renunciar a ser verdugos, queréis juzgar a los demás, mandar a los demás, aunque para ello tengáis que ser juzgados y mandados vosotros una y mil veces.
No sois capaces de hacer nada por vosotros mismos, no creéis en vosotros, necesitáis tener a otras 200 personas detrás que apoyen vuestras ideas y den palmaditas cuando vosotros abráis la boca. Necesitáis estar secundados en las huelgas, en las manifestaciones, o en cualquier situación que implique un mínimo acto de desobediencia. Necesitáis apoyo social, adoráis al Dios Sociedad. Como estudiantes libertarios estáis en contra de los exámenes, pero sois completamente incapaces de negaros a hacer uno si no sobéis que otras 200 personas van a hacer lo mismo con vosotros. Como trabajadores libertarios estáis en contra de la explotación laboral, pero sois completamente incapaces de no presentaros al trabajo si no sabéis que otras 200 personas van a hacerlo con vosotros. Pero luego os creéis muy valientes y muy revolucionarios por ir a una protesta multitudinaria y darle una pedrada a un policía, que no es más que otro amargado que al igual que vosotros está cumpliendo con su trabajo. Y al día siguiente como estudiantes libertarios volvéis a la Universidad para hacer más exámenes mientras os arrastráis a los pies del Rector para suplicarle que quite Bolonia. Y al día siguiente como trabajadores libertarios volvéis a vuestra empresa para trabajar 8 horas más las 2 extras para poder cobrar a fin de mes ese dinero de cuyo total sabéis que más de la mitad vais a gastar en comodidades innecesarias e insustanciales. ¿Y todo por qué? Porque es lo que hacen los demás.
Y mientras tanto los Movimientos Sociales no se dan cuenta de que de nada sirve promover una revolución colectiva si primero uno no se ha revolucionado individualmente. Que te da igual ir a una manifestación como protesta ante una imposición con la que no estás de acuerdo si después vas a acatarla igualmente: ésto es como el niñato que se cree muy listo por contestar mal a sus padres cuando éstos le castigan pero luego sin embargo no sale de la habitación. Nadie se percata de que es absurdo ir a manifestaciones, a huelgas, enfrentarse a la policía, enfrentarse al Estado, dar conferencias antifascistas, participar en Centros Sociales Okupados, preparar actividades y talleres, realizar charlas a favor de la anarquía y de la autoorganización del pueblo. Es absurdo todo ésto mientras al día siguiente continúes haciendo el imbécil en tu trabajo o en tu Universidad, consumiendo innecesariamente, y asumiendo comportamientos que van en contra de tu naturelaza solo por aceptacion social.
¿Que quieres partirle la cabeza a un policía porque te parece divertido, o erigirte como líder de un Movimiento Social porque te gusta ser el centro de atención? Pues hazlo, pero tienes que saber que no vas a conseguir cambiar nada mientras no aprendas a actuar por ti mismo y sin importarte lo que piensen los demás.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Admin
Admin


Femenino Cantidad de envíos : 120
Localización : Madrid
Empleo /Ocio : Ocio
Humor : Sarcástico, ingenioso
Fecha de inscripción : 03/10/2008

MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   Jue Mar 19, 2009 9:12 pm

CONFORMISMO, OBEDIENCIA, SUMISIÓN, ADAPTACIÓN, SOMETIMIENTO VOLUNTARIO DE LA POBLACIÓN, HIPOCRESÍA, AUTOENGAÑO, NECESIDAD DE ACEPTACIÓN SOCIAL, CONSUMISMO, INTEGRACIÓN EN EL SISTEMA, MANIPULACIÓN, BORREGUISMO, TRABAJO INNECESARIO, VACÍO EXISTENCIAL

La Muerte de la Suciedad (Sociedad)

La Muerte de la Sociedad implica una transvaloración, al igual que la Muerte de Dios producía la transvaloración nietzscheana. Realizar la transvaloración significa empezar de cero, es preguntarse "por qué". ¿Por qué haces exámenes, por qué trabajas, por qué consumes, por qué ves en la televisión cosas que no te gustan?. Pregúntate si lo haces porque quieres, porque ves que es lo que hacen los demás, porque te sirve para ganar dinero, o porque no tienes otra cosa mejor que hacer. Y soluciónalo, empieza desde cero, replantéate la vida: haz sólo lo que quieras.
Lo que hagas porque lo veas en los demás en realidad no quieres hacerlo, lo que hagas para ganar dinero tampoco quieres hacerlo (pues si lo quisieras de verdad lo harías sin que te pagaran), lo que hagas porque no tienes otra cosa mejor que hacer desde luego no quieres hacerlo. Lucha por acercarte a tus sueños, no por mantenerte alejado de ellos (que es lo que haces cuando trabajas, cuando bebes para olvidar, o cuando piensas en consumir mierda que no necesitas; distrayendo a tu mente de tus verdaderos objetivos).
Sabes que no te vas a morir de hambre por dejar de trabajar o por trabajar menos, que vas a encontrar un lugar donde vivir y que vas a aprender a renunciar a muchas de tus comodidades. En cambio vas a tener mucho más tiempo libre para centrarte en lograr esos deseos que tenías cuando aún eras jóven -o eras niño- y todavía soñabas. No te preocupes por el riesgo de quedar fuera de la sociedad. Antes o después encontrarás a otra más acorde a ti, aunque sea mucho más pequeña que ésta que conoces, aunque solo sea de dos o tres personas.
Y sobre todo deja de preocuparte por el dinero. Recuerda que cada vez que piensas en cobrar más por tu trabajo, o en que se iguale tu salario al del empresario X, lo que haces es seguirle el juego al sistema, aceptar sus absurdas normas, adaptarte a él. El sistema quiere que tú pienses en ganar más dinero (recuerda que el dinero es la base de la economía, y por lo tanto del sistema), en consumir más de la basura que él fabrica para ti. No lo hagas, toma de él lo que consideres necesario, pero procura no darle nada a cambio. No le des tu libertad, que en el fondo es lo único que el sistema quiere de ti. El único modo de destruir al sistema es desobedeciendo sus imposiciones. No te manifiestes contra ellas, no te enfrentes, no dialogues ni negocies. Simplemente haz en todo momento lo que quieras, haz como si el sistema no existiese y así dejará de existir.
No hagas huelga ni vayas a manifestaciones solo por ganar más dinero. El dinero no merece que te manifiestes por él. Demuéstraselo. Y por favor, deja ya la hipocresía a un lado. No sigas autodenominándote anticapitalista mientras pides al mismo tiempo que te suban el suelo. La única forma de destruir el capitalismo es ignorando a aquello que lo sustenta, es decir ignorando al dinero, pasando de él. Y cada vez que acudes a una manifestación a gritar tus consignas haces precisamente lo contrario: decirle al Estado que quieres más dinero. Y el Estado (tan complaciente él) te otorga más horas de esclavitud.
El sistema no funciona bien. Es más, funciona muy mal. Por funcionar podría decirse que ni siquiera funciona. Lo que ocurre es que el sistema es grande, y como suele suceder con todo lo grande, llama bastante la atención. La necesidad de aceptación social, de pertenecer a "algo", también es muy grande en el ser humano. Y lo cierto es que no existe un "algo" tan grande en todo el Mundo como lo es el propio "sistema". Por eso todos quieren ser parte de él, por eso todos necesitan adaptarse al sistema. Porque ese "algo", aunque malo, es un "algo" enorme, "algo" tan grande que casi nadie es capaz de renunciar él.
Aunque para ello casi todos tengan que renunciar a sí mismos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://terror-recreativo.forosactivos.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las Claves de la Revolución   

Volver arriba Ir abajo
 
Las Claves de la Revolución
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Claves amigo 3DS
» Fable III: La revolución industrial de Albion
» Reflexiones sobre la intimidad
» Red wifi, tengo la contraseña, muestra que está conectada pero no anda!!
» ERASMO DE ROTTERDAM, por Stefan Zweig

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Terrorismo Recreacionista :: General :: Ideario Político-
Cambiar a:  
Creative Commons License
Terrorismo Recreacionista by Leyrian is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 España License.
Based on a work at www.terror-recreativo.foroactivo.net Todos los comentarios y artículos del foro se pueden distribuir libremente mientras se indique el autor de los mismos. Crear un foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Denunciar un abuso | foro gratis